¡Muy buenas noches! ¿Qué tal todo? Ante todo quiero pedir disculpas por tener esto así de abandonado, pero como es lógico estoy disfrutando de mis vacaciones y no estoy pendiente de ello. Estas dos semanas estoy trabajando así que seguiré algo ausente, pero espero regresar pronto a las andadas.
Hoy os traigo una entrada que me hace mucha ilusión enseñaros, la hice con una de mis mejores amigas, Elisa, en el campus de Santiago (con anécdotas inéditas incluídas jajajaja). Para mí es muy importante esta sesión que hemos hecho ya que en cierto modo en ella comparto dos cosas que quiero y que me hacen muy feliz, el blog y ella, aunque nada es comparable a lo que la quiero a ella, obviamente jajajaja. Nos lo pasamos genial haciéndola aunque nos llevamos algún susto que otro, pero todo quedará para la posteridad jajajajaja.
 Os dejo aquí las fotos, espero que os gusten tanto como a nosotras haberlas hecho :)















































 Ambos looks intentan mostrar que a pesar de ser en mayor parte de color negro se pueden combinar perfectamente en cualquier época del año, pero especialmente en la que estamos. Personalmente nos encanta vestir colores vivos y claros en verano, pero en caso de tener alguna prenda negra, también se puede darle uso sin problema alguno. Nosotras nos hemos decantado por dos looks cómodos y sencillos, pero ambas prendas, falda y pantalón pueden combinarse en ocasiones más formales. ¡¡Deberíamos olvidarnos del mito de que el negro en verano no debe usarse!! Tanto el negro como colores oscuros también quedan genial en esta época de sol y calor, ¡todo es como se vistan!

Esperamos que os haya gustado el post de hoy. ¡Muchos besitos y feliz noche!

ELISA

Camiseta: Mango (rebajas)
Falda: Tills
Cangrejeras: Zara (rebajas)
Sombrero: Stradivarius (old)
Reloj: Fossil

PAULA:

Camiseta: Zara (old)
Shorts: H&M (new season)
Sandalias: Pull and Bear (old)
Pulsera, bolso: Bimba y Lola (new, old)
¡Muy buenos días! Os escribo a puntito de irme cuatro días de relax total, y no podía ser más que para daros una sorpresilla, ¡¡me he sometido a un super cambio de imagen!! Las razones son varias, la primera, porque la melena creo que no me favorecía al 100% y necesitaba algo nuevo; la segunda, porque mucha gente me animaba constantemente a hacerlo y tercera, llevaba tiempo queriendo donar parte de mi pelo a una asociación para hacer pelucas de niños con cáncer, y por fin he podido hacerlo, aunque aún quedan algunos trámites para confirmarlo. Al haber tenido siempre melena, no sabía mucho como hacer el cambio, pero me he dejado aconsejar y me he dejado llevar, literalmente. 
En cuanto al outfit, por fin puedo enseñaros el vestido de Cousalinda que compré ya hace mucho tiempo, pero he tenido que hacerle algunos arreglos y ese ha sido el motivo de tanta espera. Los que seguís el facebook del blog (PINCHA AQUÍ) ya habéis visto un adelanto, así que os dejo aquí la sesión completa. 











El vestido es, sinceramente, precioso. Es otra de esas prendas de las que estoy enamorada locamente y estaba ansiosa por poder ponérmelo. Este tipo de vestidos, de estilo cocktail, dan la posibilidad de vestirlos para algún evento que requiera ir arreglada, o simplemente como lo he utilizado yo en esta entrada, para el día a día. Si os gusta, creo que aún quedan algunas unidades y también está disponible en color nude.


















Espero que os haya gustado la entrada, podéis opinar aquí abajo o en el Facebook del blog. 
¡Besitos enormes!

Vestido: Cousalinda
Sandalias: Dadá (old)